martes, 26 de marzo de 2013

Rollitos de canela.

Hola a todos.
Voy a celebrar que oficialmente estoy de vacaciones desde las 14h del mediodía. Una semana entera, no me lo puedo creer!!!!.
Os traigo una receta buenísima para un buen desayuno o merienda.
Es una receta para los adictos a la canela si no os gusta ni la probéis ya que la gracia de estos rollitos es que sepan principalmente a canela aunque se le puede incluir más especies o pasas, nueces etc. etc....
Bueno aquí os dejo la receta ,que la disfrutéis.
Ingredientes:
- 550 gr. De harina de fuerza
- 250 ml de leche templada.
- 25 gr de levadura fresca.
- 80 gr azúcar.
- 80gr de mantequilla derretida.
- 1 huevo
- 1/2 cucharadita de sal.
Templar la leche y deshacer la levadura en ella. Fundir la mantequilla y reservar a que se templé.
Batir el huevo.
Yo lo hice todo a mano.
Mezclar la harina con la sal y encima del mármol de la cocina hacer un volcán y en el medio ir hechando la mezcla de la leche con el huevo y la mantequilla ir amasando hasta incorporar todos los ingredientes, si veis que queda muy pegajosa hechar un poquito más de harina hasta que veáis que la masa se despega y puedes hacer una bola con ella, ponerla en bol tapada con papel film durante 1h, veréis como la masa a duplicado su tamaño.
Ahora vamos a por el relleno.
Necesitamos.
- 100gr de mantequilla pomada que se pueda untar bien.
- 100gr de azúcar Moreno.
- canela a gusto yo puse unas 2 cucharadas
Mezclar bien el azúcar con la canela y reservar.
Cuando la masa esté lista enharinar una superficie y con un rodillo estirar la masa en forma rectangular, untar sobre la masa la mantequilla y a continuación espolvorear con la mezcla del azúcar con la canela.
Tiene que haber bastante relleno porque es lo que le da el gusto a los rollitos.
Enrollar la masa con cuidado que no se rompa y cortarla a trocitos de unos 3 o 4 cm.
Poner papel de hornear en la bandeja del horno e ir colocando los rollitos boca arriba, quiero decir que el espiral de canela quede arriba, ahora hay que dejarlos reposar un 1/2h más tapado con un paño húmedo.
Hay!! No he comentado que no los juntéis mucho en la bandeja si no quedarán enganchados.
Lo típico es hacer un glaseado para ponerlo por encima una vez honrados pero yo preferí antes de meterlos en el horno batir un huevo y pintarlos por encima y espolvorear con un poco de la mezcla de azúcar y canela.
Los introducimos en el horno precalentado a 180gr de 20 a 30 m dependiendo del horno y ya están listos para comer, templados están buenísimos.
Bueno espero que os guste y que aproveche.
Un beso.