lunes, 1 de abril de 2013

Cupcake Red Vevet

Hola, buenas tardes. Ya estamos en la recta final de Semana Santa, aquí en Barcelona hoy es festivo, lunes de Pascual o mejor dicho el día de la Mona, en un día como hoy lo típico en todas las casas es que el padrino regale a su ahijado un pastel con una figura de chocolate, eso es la mona.
Yo no os voy a mostrar ninguna mona, quiero presentaros a mi primer cupcake Red velvet, me resistía a hacerlo por que ya un día busque el buttermilk en algún súper y no lo encontré y sigo sin encontrarlo, lo he buscado en lidl en carrefour, mercadona y en un par de supermercados más cerca de mi casa, estuve toda la mañana del Sábado buscándolo y al final nada de nada pero como ya lo tenía en mente decidí hacerlo yo y el resultado fue buenísimo, no se si con el que venden( no se dónde ) quedara mejor que con el que se puede hacer en casa, pero no vale la pena perder tantas horas buscando este producto.
Lo ingredientes son:
- 150gr de harina de repostería
- 150 gr de azúcar
- 115gr de mantequilla a temperatura ambiente.
- 120ml de buttermilk ( yo lo hice con 120 ml de leche y una cucharada de limón, dejarlo unos 10 m y ya esta)
- 25 gr de cacao sin azúcar( yo utilizo el valor)
- colorante en pasta color rojo.
- 1/2 cucharadita de bicarbonato.
- 1 cucharadita de vinagre blanco.
- un pizca de sal
-15gr de levadura
- 3 huevos.
Preparación:
Batimos la mantequilla que tiene que estar pomada hasta que blanquee y añadimos el azúcar hasta que este integrado y uno a uno vamos añadiendo los huevos.
Tamizamos los ingredientes secos, harina, sal,levadura, cacao y mezclamos la mitad con el preparado anterior, luego añadimos el buttermilk y después el resto de la harina.
Ponemos en un vasito el bicarbonato con el vinagre y cuando haga burbujas lo integramos a la masa batimos bien y por último ponemos y poquito de colorante batimos y comprobamos el color si lo queremos más intenso añadimos más colorante hasta conseguir el color que nos guste.
Ponemos las cápsulas en los moldes y llenamos 3/4 partes, el horno tiene que estar precalentado a 180grados, hornear durante unos 25 minutos o hasta que al pincharlos con un cuchillo salga seco. Y ya están listos. Dejarlos reposar unos 5minutos en el molde y acabar de enfriar sobre una rejilla
Para el frosing:
- 250gr de mascarpone.
- 200gr de nata montada.
- 150gr de azúcar glas.
- vainilla a gusto.
Montar la nata y reservar
En otro bol batir el queso mascarpone con el azúcar cuando este bien integrado poner un poco de vainilla, la cantidad un poco a gusto de cada uno empezar con poco y probarlo si queréis más sabor añadir un poco más.
Cuando este todo bien integrado con una espátula ir incorporando la nata poco a poca para que no se baje y ponerla unos minutos en la nevera que coja cuerpo antes de decorar.
Y aquí esta el resultado. Quedan súper esponjosas y no puedes comer solo una además ese color rojo con el contraste del blanco se hace irresistible a la vista.
Las que ya la habéis probado supongo que estaréis de acuerdo conmigo y las que aún no las hayáis comido no sabéis lo que os estáis perdiendo.
Un beso y un abrazo para todos.